Alegaciones al Plan Hidrológico del Tajo

Foto de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo

Foto de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo

Aquí os dejamos las alegaciones respecto a la propuesta de Plan Hidrológico del Tajo, que desde Esparvel se han remitido a la Confederación Hidrográfica del Tajo en el plazo de información pública del Plan. Además, estas alegaciones han sido también presentadas en los consejos locales de medio ambiente de los ayuntamientos de Talavera de la Reina y Toledo.

EXPONE: 

Que mediante el presente viene a presentar alegaciones a la Propuesta de Proyecto del Plan Hidrológico de cuenca de la Parte Española de la Demarcación Hidrográfica del Tajo, cuyo periodo de información y consulta públicas se publicó con el Anuncio de la Dirección General del Agua en el BOE nº 68 de 20 de marzo de 2013, y cuyos documentos están fechados en marzo de 2013.

Que son muchas las observaciones y alegaciones que se pueden realizar sobre un proyecto tan elaborado y documentado como el que nos ocupa; por lo que nustra alegación versará sobre una única pretensión, que es la de obtener una mejor calidad y cantidad de las aguas. Pretensión que cuenta con la unanimidad de todos los agentes implicados en los intereses de conservación de la cuenca hidrográfica, desde los grupos sociales a los partidos políticos, pasando por los técnicos de la Demarcación. Dicha pretensión pasa necesariamente por el fin definitivo del trasvase de aguas desde la cuenca del río Tajo, con fundamento en los siguientes motivos.

1. INEXISTENCIA DE UNA JUSTIFICACIÓN ECONOMICA

Consideramos que esta es la principal justificación en apoyo a los interés trasvasistas, la cual hay que valorar con la consideración que merecen los puestos de trabajo y la actividad económica de muchas personas en la cuenca receptora, que con el tiempo se han constituido en el modo de vida de sus familias con dependencia económica directa e indirecta de las aguas trasvasadas.

Sin embargo en el proyecto de planificación no se manifiesta esa consideración económica que justifique el mal estado de las aguas, no existe un catalogo de empresas, actividades, o puesto de trabajo directa o indirectamente afectados, ni siquiera de forma aproximada, a fin de establecer un “plan de reconversión industrial”, con unos plazos de apoyo para eliminar el trasvase progresivamente.

Por lo cual la justificación deja de ser económica, nunca lo ha sido, si no más bien economicista. Es decir al margen de las implicaciones humanas tanto individuales como sociales de esa economía en sus gentes, las gentes de ambas cuencas, la receptora, y la cedente.

2. IDIOSINCRASIA

Por lo que respecta a la cuenca cedente, tenemos tendencia a fundamentar nuestras reclamaciones en el conflicto del trasvase en la cuestión cultural, sin embargo también la economía forma parte de nuestra cultura.

Hay una serie de pérdidas en bienes sociales y culturales que sufren los ribereños del río Tajo que son también económicas. Estas pérdidas se han ido sucediendo poco a poco a medida que las aguas han ido disminuyendo y perdiendo calidad, en una progresión que se puede percibir aún más lentamente por quienes no se han visto afectados por ellas y defienden la práctica de trasvases; lo
cual contribuye a minimizar su importancia. Por este motivo, y para no perder, y en muchos casos, para reencontrar la perspectiva, no podemos dejar de recordarlas:

  • Quizás la primera pérdida fuera la pesca comercial que practicaban algunas familias en cada pueblo ribereño, cuya actividad principal era esta, lo que da una idea de la abundancia de recursos que podía albergar un río Tajo sano. Especies como la anguila, la nutria y otras más abundantes y populares como la boga, el mejillón, el camarón y el cangrejo de río, e incluso el barbo común, son ahora prácticamente un recuerdo.
  • Siguió la posibilidad del baño como actividad lúdica y de interacción con la naturaleza. Se perdió como lugar de recreo y ocio, aspectos estos necesarios para una actividad social sana.
  • A medida que las aguas han ido disminuyendo y empeorando, siguió la pérdida de la pesca deportiva, ya casi extinguida.
  • En el 2012 la comunidad de regantes en la zona del Alberche reiteró en varias ocasiones su preocupación por la calidad de sus cultivos, debido al mal estado de las aguas.
  • También la navegación deportiva está en claro declive. Su continuidad en las pocas zonas que aún se realiza, como en la ciudad de Talavera de la Reina, está en seria amenaza. Los clubs y asociaciones que en ésta ciudad aún la desarrollan están planteando suspender su actividad debido al mal estado de las aguas.
  • Y en alguna ocasión hasta el simple paseo por las orillas del río, no solo ha dejado de ser un lujo perdido, sino que ha pasado a ser incluso un castigo encontrado para quienes tienen que pasar forzosamente por algunos caminos aledaños debido a los malos olores.
  • La pérdida de todos estos usos lleva inevitablemente a cualquiera a cuestionarse donde está el límite del uso de agua como una mercadería.

3. CONTESTACIÓN SOCIAL

La Directiva Marco del Agua comienza su texto legal indicando que “el agua no es un bien económico como los demás sino un patrimonio que hay que proteger, defender y tratar como tal”.

El día 20 de junio de 2009 se celebró en Talavera de la Reina la mayor concentración de la historia en la región con 40.000 personas. Respaldada por decenas de colectivos sociales de Castilla-La Mancha, y también del resto de la nación y de Portugal, entre los que se encontraban diferentes asociaciones vecinales, medioambientales, organizaciones sindicales, agrarias, empresariales, deportivas, partidos políticos, representantes de los ayuntamientos de las principales ciudades de la ribera del Tajo, del Parlamento de Castilla-La Mancha y de la Federación de Municipios de Provincias.

La concentración se realizó bajo el lema “Por nuestros ríos, por nuestro futuro”, y en su desarrollo se manifestó como fundamental la eliminación definitiva del trasvase.

4. CONTESTACIÓN DE LA AGRUPACIÓN NATURALISTA ESPARVEL 

Esparvel nació como asociación juvenil en al año 1985 entre una veintena de amigos quinceañeros, que hubieron de buscar tres adultos para poder formalizar la Agrupación.

Nacida como asociación sin ánimo de lucro, cultural, apolítica y apartidista, sus fines son el estudio, la conservación y defensa de la naturaleza y el patrimonio artístico en Castilla-La Mancha y la educación ambiental. Esta organización lleva 28 años trabajando seria y rigurosamente por la defensa de la naturaleza. Este trabajo ha sido reconocido internacionalmente con la obtención en 1.994 del
Premio Europeo Henry Ford a la Conservación y nacionalmente en 1.995 con el Premio Nacional de Medio Ambiente.
La asociación, junto con sus miembros ha crecido paralelamente al deterioro de las aguas del río. En la actualidad sus miembros realizan su labor enla asociación de forma desinteresada, y de forma complementaria a los diversos perfiles profesionales y situaciones personales de sus componentes.

Esta situación, permite en este momento reivindicar a los que conformamos Esparvel como ciudadanos independientes al margen de intereses políticos, económicos y de otra índole para, sin embargo, defender la bondad de dichos intereses políticos y económicos como bienes sociales; pero siempre que se persigan sin partidismos ni exclusiones. Y es en este contexto en el que venimos a
reclamar el fin definitivo del trasvase, inclusivo de una propuesta de participación hacia la parte receptora, para la elaboración de un calendario de caducidad.ç

5. CALIDAD Y CANTIDAD EN LAS AGUAS

La calidad y cantidad de las aguas, fin último de una adecuada planificación hidrológica, ha venido a ser el elemento de discrepancia en el conflicto del trasvase, solo después de que se ha conseguido despreciar la cuestión social dentro de los organismos públicos.

Esparvel finalizó en el año 2002 el Proyecto Tajo 2000, en el que participaron más de 50 socios y voluntarios. Un resumen de sus conclusiones fueron publicadas en el nº 2 de nuestra revista (marzo de 2002) bajo el título “Estudio integral del Tajo”,. En él ya se manifestaba la grave situación del río: “Sin duda alguna, la agresión más importante ha sido el trasvase Tajo Segura, responsable o catalizador en gran medida de muchos de los problemas detectados. Tras 20 años desde su puesta en funcionamiento hemos visto sus consecuencias. Ningún año se ha podido trasvasar el agua prevista, la obra rebasó en mucho el presupuesto inicial, y las necesidades de agua de la cuenca del Segura no sólo no han disminuido, si no que han aumentado. Por si esto fuera poco, se ha dificultado de manera evidente el desarrollo socioeconómico de los pueblos ribereños y se ha arruinado ambientalmente al rió en buena parte de su recorrido. Este es un perfecto ejemplo de uso insostenible del agua, que alimenta un desarrollo igualmente insostenible. Todos deberíamos extraer enseñanzas de este experimento a gran escala y pensar en la continuación de esta política del agua que preconiza el Plan Hidrológico Nacional. […] Aún así, el rió Tajo mantiene valores ambientales que pueden y deben ser conservados. Ya es hora de que se realicen los esfuerzos necesarios en este sentido”.

Actualmente, desde el año 2011, con nuestros escasos recursos y algunos voluntarios, nos encontramos realizando una renovación de esos trabajos realizados 10 años atrás. Según los datos hasta ahora obtenidos, y dado la situación no ha cambiado sustancialmente en la evolución de la demanda de agua, y que los trasvases siguen estando vigentes, se puede pronosticar un diagnóstico desfavorable sobre la salud de río Tajo, con el agravante de que el paso del tiempo está jugando trágicamente en contra.

Actualmente la reivindicación antitrasvasista se ha desplazado a los despachos técnicos, como consecuencia de la inoperancia social para hacerse valer pacíficamente ante las autoridades y representantes políticos que tienen poder de decisión sobre la gestión del agua. El crédito actual de estos representantes políticos ante la ciudadanía nos invita a hacer una reflexión sobre todo el sistema político en sintonía con la situación actual de crisis en la región y en toda la nación, con autocrítica ciudadana incluida; y también nos sirve para hacer valer esta alegación frente a un borrador de plan de cuenca que deja fuera la principal reivindicación frente al mismo, siendo también la más reclamada socialmente.

En virtud de lo cual SOLICITAMOS:

Que sea incluido dentro del Proyecto del Plan Hidrológico de cuenca de la Demarcación Hidrográfica del Tajo un calendario progresivo hasta el fin definitivo de trasvase de aguas de la cuenca del río Tajo; sin previsión de otras excepciones que no sean las reconocidas y permitidas puntualmente por las autoridades representantes de la cuenca cedente democráticamente elegidas, cuando fuere la ocasión por motivos puntuales de fuerza mayor, similares a catástrofes naturales o grandes estragos.

Entradas relacionadas

Deja un comentario