Denuncia sobre el estado de las balsas de decantación de Dream Fruit en Quero

La A. N. Esparvel y Ecologistas en Acción estamos apoyando a la asociación de vecinos el municipio manchego de Quero (Colectivo Quero) en su defensa por el bienestar social y calidad medioambiental de su pueblo.

Lamentablemente en este municipio, nos encontramos un caso más de grave irresponsabilidad sanitaria y ecológica por parte de una industria, en esta ocasión DREAM FRUIT. Irresponsabilidad tolerada desde hace demasiados años en gran parte por culpa de la pasividad de TODAS las administraciones competentes (Junta, Confederación Hidrográfica del Guadiana, Ayuntamiento)

DREAM FRUIT es una empresa dedicada a la elaboración de vinos, mostos, zumos, mermeladas, y gazpachos. Esta actividad genera residuos líquidos de tipo industrial con importantes concentraciones en derivados del azufre y nitrógeno. Lejos de ser conscientes de la importancia de gestionar sus residuos, DREAM FRUIT ha ido esquivado cualquier tipo de medida que palie los graves perjuicios en la salubridad pública, y equilibrio ecológico que generan sus vertidos.

Su “tratamiento” se limita a acumularlos en balsas de decantación a las puertas del pueblo. Balsas que con el tiempo se han quedado escasas e ineficaces para el creciente volumen de producción. Las consecuencias, la primera es el insoportable hedor con el que han de vivir los quereños cada día, fruto de las sustancias volátiles que emanan estos residuos. La imposibilidad de decantar tal volumen provoca rebosamientos de balsas, encharcamientos de terrenos colindantes, vertidos directos al alcantarillado (provocando roturas en la depuradora, y peligrosas concentraciones de gas metano en el mismo) Esto provoca la contaminación del acuífero por infiltraciones, y del resto del sistema hídrico, afectando seriamente a lagunas tan importantes como la Laguna Grande de Quero, o el propio Cigüela, río que junto con el Guadiana dan origen a las Tablas de Daimiel.

A pesar de las reiteradas denuncias, avisos, recomendaciones, y sanciones interpuestas por la Consejería de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Guadiana, la Defensora del Pueblo. A pesar del peligro que para la salubridad de los vecinos de Quero supone la inhalación crónica de este tipo de sustancias volátiles. A pesar de que están siendo afectados de forma directa zonas declaradas de especial protección para aves, o de interés comunitario. A pesar de que han trascurrido ya diez años desde los primeros problemas. Por inverosímil que parezca todo esto y, a pesar de todo ello, parece que nuestras administraciones no se ponen de acuerdo para que, por lo menos esta empresa se limite a cumplir los mínimos exigidos por la ley.

Entradas relacionadas

Deja un comentario