Escrito a la Dirección General del Medio Natural, sobre el cerramiento ilegal de la cara norte de la Sierra de Madridejos

JUSTIFICACIÓN DEL ESCRITO

La sierra de Madridejos pertenece al sector oriental de los Montes de Toledo, dada sus características medioambientales está incluida dentro de la ZEPA Montes de Toledo, y en la propuesta de LIC de mismo nombre, además el Plan de Recuperación del Lince ibérico le da la categoría de AREA CRÍTICA para la conservación de dicha especie.

El problema en esta sierra surge a raíz de los daños que originan los ciervos en los olivares adyacentes a la sierra en su zona norte. El ramoneo constante de los olivos perjudica su correcto desarrollo, reduciéndose así la productividad de los mismos.

El motivo del descenso de los ungulados a los olivares no es en principio una excesiva densidad de ciervos. Se debe al parecer a las molestias que sufren del uso público del monte. La presencia de motos, cuads, cicloturistas, y transeúntes en general son las causas que se apuntan para explicar este hecho.

Frente al problema ineludible que padecen los agricultores la solución adoptada ha sido la de instalar un cercado cinegético por todo el perímetro norte de la sierra de Madridejos, desde el límite con el término municipal de Consuegra, hasta el limite con el de Camuñas; los cerros Zalvalea y El Cuerno Cebrián están fuera del cercado. De esta forma el monte quedaría cerrado por todas sus caras, ya que existen vallados también en el sur, el este y el oeste.

 PETICIÓN DE LA A. N. ESPARVEL-LA MANCHA

Desde la A. N. Esparvel-La Mancha queremos mostrar nuestra disconformidad frente a la utilización de cercos, ya que nunca pueden asegurar una permeabilidad del 100% provocando de esta forma fragmentación de hábitat para un gran número de especies.

Somos conscientes de la necesidad de dar una solución a los olivareros de Madridejos. Y que posiblemente la única solución consensuable sea el cercado. Pero esta actuación debería de ser siempre el último recurso, tras haber agotado todas las alternativas.

Puesto que el problema base se achaca a las molestias que sufren los ciervos, se pueden tomar medidas para paliar este problema:

  • Regulando el uso del monte con limitación del tránsito de vehículos a motor, de grupos excesivamente numerosos de visitantes, etc.
  • Ver el posible impacto que causa las construcciones de viviendas en esta zona, limitando su construcción si fuera necesario en el POM.

El que todas las caras de la sierra estén cercadas provoca que la única zona de escape sea la cara norte. Tal vez mediante la retirada de parte de la vaya ya existente se posibilitaría que los ciervos tuvieran otra vía de escape. Evitándose así el que tengan que dirigirse obligatoriamente a los olivares en sus evasiones.

Puede que la densidad de ciervos que soporta el coto de Madridejos se haya estimado muy por debajo de la realidad. Hubiese sido conveniente el haber realizado un censo de comprobación. Y en caso de que de él se dedujera que el número de individuos no es tan bajo como el esperado tomar las medidas oportunas de gestión del coto.

Todas estas medidas podrían hacerse efectivas mediante la contratación de un guarda dedicado a velar por el cumplimiento de las mismas.

Sabemos que lo propuesto es complejo, y supone de un gran esfuerzo el realizarlo. Pero consideramos que está sobradamente justificado en casos como este, por varias razones:

  • Se trata de una zona con múltiples y muy relevantes figuras de protección, ZEPA, LIC, y Área Crítica para el lince ibérico, donde según el Plan de Recuperación del Lince Ibérico en estas áreas se prohíbe instalar nuevos cercados, y se debe tender a la reagrupación de cotos.
  • La instalación de esta nueva verja supone además el cerramiento completo del coto, dándose entonces la posibilidad de que la población de ciervos se dispare. Puede que hasta ahora se haya mantenido estable gracias al hecho de ser un coto parcialmente abierto.

Desde la A. N. Esparvel pedimos que de realizarse definitivamente el cercado se ejecuten medidas compensatorias, que palien su efecto:

  • Instalación de gateras para el Lince.
  • Apertura de nuevas zonas del cercado.
  • Gestión del hábitat para favorecer la presencia del Lince, así como un control de las poblaciones de ungulados.

En definitiva que se tomen todas las medidas oportunas para que no acaben imponiéndose los criterios cinegéticos a los conservacionistas. No hay que olvidar que estos últimos y no los cinegéticos son los que promovieron todas las figuras de protección que posee el lugar. Y son los que deberían inspirar las actuaciones de gestión que se adoptasen en el lugar por parte de la administración

Solicitamos el ser informados del desarrollo del proyecto. Así como que se nos remita una copia del mismo una vez aprobado, dentro del plazo de alegaciones. Además solicitamos el Plan Técnico de Caza de dicho coto.

Esperando pronta respuesta, reciban un cordial saludo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario