Esparvel Informa

Esparvel considera que la nueva DIA del aeropuerto de Ciudad Real supone un varapalo para la gestión ambiental del gobierno regional y del Ministerio de Medio Ambiente

marzo 1, 2006

La recientemente aprobada segunda Declaración de Impacto Ambiental que emite el Ministerio de Medio Ambiente y abre la puerta a la construcción de este aeropuerto privado en el Campo de Calatrava es en nuestra opinión decepcionante, ya que permitirá la continuidad del mismo a pesar de los graves impactos ambientales que el proyecto ya está ocasionando en la ZEPA existente. La propia DIA reconoce que en este caso prevalecen los criterios económicos, aunque reconoce unos efectos ambientales muy superiores a los considerados en la anterior Declaración.

No hay que olvidar que esta segunda DIA es consecuencia de un dictamen motivado de la Comisión Europea por una infracción de la legislación comunitaria y se produjo como consecuencia de la queja presentada por organizaciones ecologistas como SEO y Ecologistas en Acción sobre la tramitación de la anterior DIA. No se ha producido por tanto, por iniciativa del Ministerio o de la Junta de Comunidades.

La nueva DIA, con unas medidas correctoras y compensatorias mucho más severas supone un auténtico varapalo al anterior equipo ministerial y a la propia Junta de Comunidades, que en ningún momento cumplieron con sus obligaciones de velar por la legalidad y la preservación de nuestro medio ambiente.

Por ello, suenan a cínicas las declaraciones del Sr. Martínez Cepa, actual Director General de Planificación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente, cuando indica que “la nueva DIA ha sido posible gracias a la acción de la Junta, el Ministerio y la Unión Europea”. Parece olvidar el apoyo firme del Gobierno Regional a un proyecto que en su día se aprobó con unas medidas correctoras ridículas y que la Unión Europea, al obligar a repetir el procedimiento de evaluación de impacto ambiental, ha dado un auténtico tirón de orejas, tanto al Ministerio como a la Junta que permitieron un procedimiento de evaluación plagado de irregularidades.

Por otra parte, el incumplimiento de la normativa ambiental es algo habitual para la Administración regional, especialmente en lo que respecta a temas urbanísticos, como ha denunciado ESPARVEL en reiteradas ocasiones, o en el vertedero de Aceituno, cuya DIA favorable fue precisamente aprobada por el Sr. Martínez Cepa, cuya gestión real es contraria a los criterios de sostenibilidad de los que tanto habla el Gobierno Regional y que tan poco aplica en sus actuaciones.

Por lo que respecta a la provincia de Toledo, la DIA del aeropuerto de Ciudad Real si tiene alguna consecuencia favorable, ya que obliga a la designación de una nueva ZEPA en la comarca de Torrijos, que posee importantes poblaciones de aves esteparias. Esa zona ha sido propuesta por los ecologistas como ZEPA a la Consejería de Medio Ambiente en diversas ocasiones sin que en ningún momento la Junta de Comunidades hiciera caso alguno, probablemente debido a los importantes intereses especulativos generados por la autovía de Maqueda. Es lamentable que su declaración sea ahora impuesta como una medida compensatoria por el Ministerio de Medio Ambiente y no por la propia Junta. Quedará por ver si esta medida es efectiva, considerando la falta de una gestión eficaz de las ZEPAS actualmente existentes (el propio aeropuerto de Ciudad Real es un ejemplo evidente

Puede que también te interese

Sin comentarios

Deja un comentario

Send this to a friend